Cajita de Regalo - Gastos de envío gratis a partir de 50 € - Joyas Certificadas - Entrega rápida en 24/48h

Como realizar un buen regalo. El arte de regalar

Todas las personas tenemos en algún momento de nuestra vida algo que agradecer o recordar a otra. Y es en estas situaciones donde el regalo adquiere un valor importante como recurso para expresar estos sentimientos.

Cuando, cómo y qué regalar, en muchas ocasiones y dependiendo de cuánto se conozca a la otra persona, se convierte en algo que puede ser muy complicado o muy fácil, pero una de las cosas más importantes es averiguar lo que todo el mundo desea en su interior. Por ello, tenemos que saber que cuando hace un obsequio es que el receptor del mismo: se sorprenda, le guste y nos recuerde.

Regalos enfocados en pequeños detalles

Veamos el significado de qué es un regalo.

Según la Real Academia Española es: “una dádiva que se hace voluntariamente o por costumbre” y regalar es: “dar a alguien, sin recibir nada a cambio; ofrecer algo en muestra de afecto o consideración o por otro motivo”. Por tanto, podemos decir que el regalo nace de un deseo espontáneo de expresar a una persona nuestros sentimientos positivos o agradecimiento.

Pero lo que debemos hacernos es la siguiente pregunta, ¿por qué regalar?

Una vez la persona se ha realizar esta pregunta, es capaz de encontrar el mejor regalo, y es que el obsequio es también conocido como algo más que una posible muestra de nuestro interior y de nuestros sentimientos positivos que estamos proyectando hacia la persona a la que hacemos el regalo. Cada cosa que hacemos tiene un significado importante, por ello, el regalo no es diferente. Este tiene un grandísimo significado para todo el mundo. Este hace que sea capaz de perdurar en el tiempo, permanece en el recuerdo de las personas, lleva consigo implícito un mensaje por parte del que lo realiza, a la vez que refleja su personalidad. Si se realiza teniendo en cuenta unas determinadas y sencillas premisas que iremos desgranando a lo largo de este documento, el éxito está prácticamente asegurado. Una de las frases más importantes a tener en cuenta. Regalar, ser regalado y, sobre todo, acertar en la mayor decisión y elección de un regalo, esto se considerado como todo un arte que mucha gente carece de esta sabiduría.

¿Qué se debe tener en cuenta a la hora de elegir un regalo?

Cuando estamos ofreciendo un obsequio, no estamos entregando nada menos que una muestra de amistad o de agradecimiento hacia una persona, y por ello, es quizás ésta sea la señal más importante de todas, no es una forma de comprar o sobornar a una persona. El obsequio por ello, es considerado como una muestra de afecto y gratitud hacia un tercero, aunque no todos los regalos tienen la misma finalidad y, por supuesto, el mismo valor intrínseco de los mismos. Este tema es importante tenerlo en cuenta y siempre dependerá de la circunstancia, ocasión, persona, evento o público.

Cuando nos centramos en el ámbito institucional, empresarial como es dentro de una empresa, o incluso social con amigos o compañeros, podemos ver que existen multitud de ocasiones diferentes en las cuales es considerado correcto, normal y cortés realizar un obsequio: visita oficial de una autoridad a un país, acto inaugural y de apertura de unas nuevas instalaciones públicas o privadas, aniversarios, presentación de productos, jubilaciones, cumpleaños, bodas, etc. Casi todas estas situaciones son cotidianas y conocidas por todos, pero quizá, los grandes quebraderos de cabeza vienen a la hora de la elección y, aunque en ciertas ocasiones el tema presupuestario es muy importante, en otras no lo es tanto.

Cuando una persona vaya a realizar un obsequio, tiene que tener en cuenta un factor muy importante, y es que algo que debe pensar es que no necesariamente ha de ser caro, debe ser algo escogido con buen gusto y que recuerde la ocasión. También una cosa que debe tener en cuenta que el regalo que ofrezca a la persona le sea un elemento útil o que sirva a quien lo recibe. Es decir, debe de intentar darle una función, que no sea algo que vaya a quedarse en un cajón o una estantería olvidado para el siempre.

No todos los regalos tienen la misma finalidad, ni el mismo valor; por ello, es conveniente disponer de diferentes obsequios para entregar a diferentes públicos y siempre dependiendo de la ocasión o circunstancia.

La siguiente clasificación establece las diferentes ocasiones y los tipos que en el mundo empresarial se establecen a la hora de realizar obsequios:

Realizar regalos institucionales o de protocolo

Este tipo de regalos son aquellos considerados que se utilizan en motivos especiales y se encuentran dirigidos a personas especiales que son figuras políticas y se pueden realizar debido a la situación en la que nos encontremos. Son regalos que las personas pueden mirar de hacer normalmente los altos cargos o directivos de las empresas o instituciones y estos representan siempre una ocasión especial para establecer contacto con ellos. En estos casos se debe huir de las personalizaciones corporativas, debe pensar más en la persona a la que va a dedicar este regalo y valorar sus gustos o la ocasión por la que se regala. Como algunas de las sugerencias que podemos destacar para estas situaciones encontramos lo siguiente:

  • Buen bolígrafo o pluma estilográfica
  • Maletín
  • Portafolio
  • Cartera
  • Reproducciones pictóricas de un monumento de su ciudad, etc.

Seguro que podréis encontrar multitud de ideas nuevas y originales que realizar.

Realizar regalos corporativos

Son aquellos que establece la organización para diferentes ocasiones y su coste es relativamente alto. Éstos vienen motivados por visitas que se realizan a las instalaciones, asistencias a actos o fechas señaladas, como, por ejemplo, en Navidad. Deben llevar la imagen corporativa, pero de una forma discreta y elegante. La principal motivación debe ser el que nos recuerden, pero no debe convertirse en un elemento publicitario. Un buen ejemplo a destacar puede ser la preparación de una estatuilla en bronce, cristal, barro, etc., del logotipo, de la fachada del edificio o alguna reproducción de un producto o algo característico de su empresa.

Realizar regalos a empleados o internos dentro de la empresa

Son aquellos que las empresas quieren transmitir y hacer llegar a sus empleados y con motivo de diferentes ocasiones, como, por ejemplo: jubilaciones, nacimiento de los hijos, matrimonio, cumpleaños, por un número determinado de años prestados al servicio de la empresa trabajando en ella, tras haber conseguido los de objetivos pactados, o incluso por unos incentivos para motivar al personal, etc. Algunos ejemplos que tenemos que considerar en este apartado y dependiendo de la ocasión podemos destacar: un ramo de flores, una caja de bombones, un viaje de incentivos, etc.

Regalos regalos promocionales

Son los que se entregan de una manera más generalizada y el coste suele ser bajo y el motivo principal es mostrar claramente quién lo ha realizado. Se identifica claramente la empresa y se incluyen datos de la misma como direcciones o teléfonos, así como los productos o servicios que se realizan. Este tipo de regalos se miran utilizar de forma generalizada y principalmente cuando la empresa asiste a ferias, como a congresos, o cualquier exposiciones, visitas de grupos a la organización, etc. También son utilizados para repartir en fechas señaladas. Aquí en nuestra página web Carlis Brisel podréis encontrar una gran variedad muy amplia de regalos, intente buscar algo diferente o que ayude a enfocar mejor su mensaje. Como ejemplo, si una persona tiene pensado ir a una feria, tenemos que imaginar que quiere lanzar un mensaje a sus clientes de no dejar nada al azar y que en sus manos pueden estar tranquilos, qué mejor que regalar un dado anti estrés. Es económico y fácilmente personalizable.

Otros detalles protocolarios. Son aquellos detalles de protocolo, que se tienen con visitantes o sus acompañantes. Un ejemplo puede ser: un ramo de flores, una botella de cava o una cesta de frutas en la habitación del hotel, etc.

Realizar regalos sociales

Estos son aquellos regalos que se pueden realizar en momentos especiales, como por ejemplo, en celebraciones o momentos más personales. Por ello, cuando una persona los realiza, es muy importante conocer todos los gustos de la persona a la que se va a regalar.

El hecho de saber regalar y presentar los obsequios es todo un arte y una gran oportunidad para estar muy cerca de sus clientes o colaboradores y recordarles, de forma agradable, quién y dónde está su empresa.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

      Deje una respuesta